En Honduras, el PEPE es un oasis que marca la diferencia en la vida de muchos niños y niñas. Los misioneros educadores, con mucho amor y dedicación, guían a los niños/as, brindándoles una atención integral. También enseñan a amar y honrar a la patria como lo hicieron con los niños/as del PEPE Eleonora Valle, en Intubicá, quienes salieron a las calles con sus banderas, vestimentas típicas, tocando tambores y marchando alegremente celebrando el día de la independencia. La alegría fue grande porque ese mismo día pudieron celebrar el Día del Niño/a, recibiendo de parte de sus misioneros educadores una hermosa fiesta con regalos, juegos y un delicioso refrigerio.

Ante el escenario que vivimos a nivel mundial, podemos encontrar miles de niños/as víctimas de violencia, abuso, explotación y abandono. Según UNICEF, 3 de cada 5 niños/as que han perdido su año escolar en el mundo durante esta época de pandemia viven en la región de América Latina y el Caribe. También según la ONU, al menos 40 millones de niños/as en todo el mundo han perdido la educación preescolar, que es tan importante para que puedan continuar sus estudios con éxito.

Honduras, un hermoso país de Centroamérica, tiene poco más de 9 millones de habitantes, 66% (6 millones) en pobreza y de ellos 45% en pobreza extrema, viviendo con menos de 1 dólar al día, incluida en esa cifra, miles de niños/as. También es el segundo país más grande en tamaño, pero con una economía subdesarrollada, lo que lo convierte en uno de los más pobres del continente americano.

El gran misionero Pablo le recomendó a Timoteo: "... ore por todas las autoridades para que podamos gozar de una vida tranquila y pacífica, con toda piedad y dignidad." (1 Timoteo 2: 1,2). Y eso es exactamente lo que enseñamos en el PEPE: orar por el país para que entiendan que solo en Dios pueden tener paz.

Ore por Honduras, por el equipo del PEPE y por nuestra coordinadora nacional, Alejandra Milla. Que el PEPE continúe creciendo para cambiar muchas vidas hoy que marcarán una diferencia en el país en el futuro!

Carmen Ligia
Coordenadora continental PEPE Américas