El PEPE Sordos en Senegal - Ephata es un proyecto que ha estado proporcionando educación preescolar de calidad de manera integral. Esta acción de Misiones Mundiales es el resultado del trabajo de la pareja de misioneros Walter y Alzira, quienes ya trabajaban con sordos. Ante la necesidad de incluir a los niños/as, se realizó un trabajo de sensibilización con las familias que tímidamente se unieron al proyecto.

La educación inclusiva o la educación especial aún no es una realidad en el país. Además de la falta de escuelas que atiendan esta necesidad, aún existen otras barreras culturales que dejan a los niños/as sordos excluidos del sistema educativo.

La falta de recursos económicos es un impedimento para que las familias envíen a sus hijos a las pocas escuelas existentes que se concentran en la capital, Dakar. La cosmovisión religiosa también es un bloqueo. Muchos senegaleses creen que la sordera es una maldición o un castigo resultante del pecado de los padres.

Además, existe la creencia de que el niño/a sordo no es capaz de aprender. Por si todo esto fuera poco, estos niños/as también sufren todo tipo de violencia. Para tratar de protegerlos, los padres los esconden en casa, ya que un niño/a sordo puede sufrir insultos e incluso agresiones físicas en la calle.

En el PEPE, estos niños/as han encontrado un lugar de esperanza y respeto. Con una enseñanza adaptada a sus necesidades, se han logrado algunos objetivos. Entre ellos, la desmitificación de que los niños/as sordos no son capaces de aprender; y la mejora de la autoestima de estos niños y niñas. También en el programa socioeducativo, los niños/as sordos tienen la oportunidad de aprender la lengua de señales, lo que facilita su comunicación. A pesar de las adaptaciones de la enseñanza, siguen el programa como cualquier otro niño/a de su grupo de edad.

En el PEPE, existe un servicio diferenciado en el cuidado del niño/a, ya que es visto como un ser integral. Así, no solo se trabaja en las habilidades cognitivas, sino también en las socioemocionales. Asimismo, la espiritualidad se desarrolla a través de historias bíblicas narradas cronológicamente y el testimonio personal de misioneros-educadores. Además, los niños/as se someten a un cepillado de dientes diario y reciben orientación sobre salud bucal a través del Programa de Odontología Preventiva y Educativa- POPE.

El cuidado y la inclusión les enseñan a estos niños/as cuánto los ama Dios y tiene un mundo de oportunidades para ellos, lejos de cualquier limitación.

Gracias a todos los hermanos en Cristo que ya forman parte del PEPE Sordos Senegal - Ephata con sus oraciones y ofrendas. Estás siendo la voz de Dios ayudando a transformar la vida de estos pequeños.

José Ricardo Nascimento
Coordinación Continental PEPE África

Traducido por: Vládia Maria Silva Soares