Y es goooooool. ¿Quién dice que los sueños no se realizan? Nuestra pequeña pepita es hoy una importante futbolista.

En 2008, la familia de Luz María en busca de una vida mejor dejo Asunción, su tierra natal, y se mudó a Arroyos y Esteros, ciudad en el interior del Paraguay. Un día, su madre quiso participar de una misa, pero encontró la iglesia cerrada. Fue cuando escucho un grupo cantando con mucho entusiasmo.

Curiosa, se dirigió a aquel lugar. Así, ella llegó a la iglesia Bautista de Arroyos y Esteros, donde tuvo un maravilloso encuentro con Dios que cambió el rumbo de su vida. La semana siguiente, llevó al esposo y sus dos hijos al culto y, días después, todos estaban siendo bautizados dando testimonio del poder de Cristo en sus vidas.

Así fue como Luz comenzó a estudiar en el PEPE Semillita Israel, donde dio sus primeros pasos académicos. Continuó sus estudios en la Escuela Bautista Israel, de la misma iglesia, hasta completar el sexto grado. Luz ama la música y se convirtió en la baterista de la iglesia, usando su talento para alabar a Dios.

Pero ella también amaba el deporte, en especial el futbol. Luz se convirtió en una atleta de alto nivel y se destacó tanto que ahora juega para Cerro Porteño, un famoso equipo de primera división de Paraguay. Con mucho esfuerzo y destaque en el equipo, fue seleccionada para defender a su país en el campeonato sudamericano y la copa Libertadores.

Alabamos a Dios por el PEPE Paraguay que ha llevado el amor de Jesús a muchos niños/as, y oramos para que nuestra Luz María continúe representando la luz de Cristo donde quiera que esté.

Pr. Javier Galarza
Coordinador PEPE Paraguay

Edición de texto – Carmen Lígia

Traducido por: Loady Raquel González Salinas