Hace tres años nació en la ciudad de Ypacaraí en Paraguay, en un barrio carenciado, el PEPE Jeshua. Ese PEPE se ha destacado con una visión de excelencia en el servicio de la enseñanza. Los niños/as están siendo instruidos y evangelizados en respuesta al compromiso y dedicación de la iglesia y del equipo del PEPE. Este año tenemos allí 69 niños/as, desde jardín de infantes hasta preescolar, que además de hacer actividades también almuerzan en el PEPE, porque cada familia de la iglesia ha adoptado una familia para orar, visitar, evangelizar y acompañar.

Para que el PEPE pudiera funcionar de manera presencial, la Iglesia trabajó haciendo todas las adecuaciones necesarias de bioseguridad requeridas por el gobierno. ¡El amor a Dios y a los niños/as ha marcado la diferencia en esta iglesia que vive misiones y trabaja para que todos los niños/as y sus familias conozcan a Jesús y sean transformados por su amor y poder!

El PEPE Corderitos de Villa Madrid también se ha destacado positivamente. Por ejemplo, en una ocasión los misioneros-educadores se unieron a algunos chefs, cocineros voluntarios, que enseñaron a los niños/as a ponerse las “manos en la masa” preparando deliciosas chipas paraguayas. Las chipas son muy similares al pan de queso que comemos en Brasil. Fue gratificante ver a cada niño/a participando en todo el proceso y, al final, ¡comiendo con alegría una deliciosa chipa preparada por ellos mismos!

¡Ore por todo el equipo de PEPE Paraguay para que los recursos lleguen a los PEPE’s y continúen llevando esperanza a muchos corazones!

Pr. Javier Galarza
Coordinador nacional del PEPE Paraguay

Edición de texto – Carmen Ligia

Traducido por: Loady Raquel González Salinas