El PEPE Vencedores nació a la última hora de la tarde, en una visita a la pareja pastoral Seck. La pareja vivía en un barrio periférico de la ciudad de Mbour, Senegal, donde los niños/as no tenían acceso a la educación infantil. Los Seck ya tenían la visión de trabajar con niños/as, pero aún no sabían cómo. Durante esa visita, el coordinador del PEPE presentó el programa como una oportunidad para marcar la diferencia en esa comunidad.

La pareja entendió que el PEPE era el medio que Dios usaría para bendecir a su comunidad. Entonces, ¡llegó el momento de trabajar! Inicialmente, se solicitó la autorización del gobierno y las autoridades locales. Luego, se inició la movilización en la comunidad para impulsar el proyecto y preparar el espacio. En medio de los preparativos, el responsable del barrio dijo: "Esta es una buena iniciativa, pero aquí hasta la escuela musulmana tampoco funciona, porque los padres no están interesados".

Sin embargo, continuamos orando y trabajando, creyendo que Dios haría que las cosas sucedieran. En consecuencia, en 15 intensos días de trabajo recibimos a 40 niños/as que empezaron a ser atendidos en el PEPE Vencedores. Para nuestra sorpresa, los padres respondieron positivamente a la movilización que se llevó a cabo y, a pesar de las barreras religiosas, se registraron los pepitos vencedores.

José Ricardo Nascimento
Coordinación Continental PEPE África

Traducido por: Nadia Naiara Veras Araújo