Arca de Noé es la más nueva unidad del Programa PEPE en Bolivia. Acaba de nacer de nacer en la ciudad de Cochabamba, alcanzando a 17 niños/as que serán acompañados durante este año. ¡Son 17 vidas, 17 generaciones y 17 familias que serán impactadas con el poder que transforma! Sin embargo, esta victoria no fue tan sencilla, fue fruto de mucha oración.

Iniciar una nueva unidad de PEPE en Bolivia en tiempos de pandemia ha sido un gran desafío. Muchas iglesias quieren tener un PEPE, pero no tienen los recursos básicos para montar una estructura que ofrezca bienestar a los niños/as. Pero, como siempre afirmamos: ¡El PEPE no es nuestro, es de Dios! Y es precisamente nuestro Dios quien envía los recursos, porque su amor y preocupación por los niños/as es mucho mayor que lo que alcanzamos a imaginar.

Fue entonces que nos unimos en oración y acción. El Señor nos respondió y nos dio los recursos necesarios para comprar mesas, sillas y materiales didácticos, lo que nos permitió abrir una unidad más. Actualmente, tenemos 11 PEPEs en funcionamiento, siendo algunos de manera presencial, en otros semipresencial o virtual. El funcionamiento de cada PEPE es decidido de acuerdo con el grado de avance del COVID-19 en cada ciudad. Pero, independientemente de las circunstancias, ¡nos mantenemos firmes, viviendo el poder de transformar Bolivia!

¡Ore por el equipo deL PEPE en Bolivia y por todos los niños/as que Dios nos envió en este año para que cuidemos, amemos y enseñemos!

Kathia Arredondo
Coordinadora PEPE Bolivia

Edición de texto – Carmen Lígia

Traducido por: Loady Raquel González Salinas