El PEPE en Guinea Bissau, con 16 unidades en funcionamiento y atendiendo a 352 niños/as, se enfrentó al desafío de suspender sus actividades presenciales por orientación del gobierno, debido al aumento del contagio de COVID-19 en el país. Esso llevó los misioneros-educadores a organizarse para enviar las actividades para que los niños/as hicieran en sus hogares. Lo que nos ha hecho muy felices es la respuesta positiva de las familias para fomentar el desarrollo de los niños/as, incluso en casa.

El PEPE en el país tiene una aceptación muy alta debido a la calidad de atención que se ofrece a los niños/as y sus familias. Los niños/as se benefician del acceso a una educación de calidad y a una asistencia nutricional, que es de suma importancia para su pleno desarrollo. Las familias son guiadas por una misionera nutricionista en la adquisición de hábitos alimenticios saludables.

Hemos estado trabajando la educación nutricional con los niños/as a través de actividades recreativas, además de servir un nutritivo refrigerio cada día de actividad en la unidad. Sin embargo, lamentablemente, no todas las unidades han podido ofrecer la merienda, debido a la falta de recursos económicos. Sin embargo, no nos desanimamos, creemos que Dios proporcionará alimentos para todos los niños/as en todas las unidades del país.

Otro ámbito que ha tenido un impacto positivo en la salud de los niños/as es el POPE, que es la educación preventiva en salud bucal. PEPE en Guinea Bissau ha recibido el apoyo de una ONG que dona un kit que contiene un cepillo de dientes, crema dental, toalla y jabón para cada niño/a. Cada semana hay una actividad relacionada con el tema, y los niños/as se cepillan los dientes todos los días después del almuerzo. Dos veces al año estos niños/as son atendidos por un equipo odontológico. Aquellos que tienen un problema son encaminados para recibir tratamiento en una clínica asociada.

¡Pero eso no es todo lo que ha estado sucediendo en el PEPE de Guinea Bissau! También tenemos el PEPE VAI, que es el programa de visitas a los niños/as. El objetivo es fortalecer los lazos con las familias y así dar testimonio de Jesucristo. En cada visita, tenemos la oportunidad de orar por la familia, leer la Biblia e invitarlos a comenzar estudios bíblicos. Gracias a Dios este trabajo ha tenido éxito en varios aspectos. Las familias se sienten más valoradas y acogidas por la iglesia local. ¡El resultado son las personas aceptando a Jesús!

José Ricardo Nascimento
Coordinacón Continental PEPE África

Traducido por: Sara Jane Rodrigues