El PEPE es un programa con visión en el área educacional, social, evangelística y misionera. Durante la pandemia, continuamos desarrollando las actividades con los niños/as atendidos en el programa. La pregunta en este nuevo momento era la siguiente: ¿cómo haríamos para ayudar a los niños/as con todo lo necesario para un crecimiento y desarrollo saludable sin un contacto diario con ellos?

Ha sido un desafío para cada uno de nuestros misioneros educadores se prepararen para enseñar por medios virtuales. Algunos cuentan apenas con teléfonos como herramienta tecnológica y muchos tienen poco conocimiento de uso de las redes sociales. Mas el amor a Dios y a los niños/as del PEPE les hizo ir más allá de lo que pensaban ser capaces. Enfrentaron el desafío y así no dejaron de enseñar, y los niños/as no dejaron de aprender. Buscar la dirección de Dios ha sido el secreto de todos, porque la sabiduría viene de Él.

Hoy, los padres agradecen a los misioneros educadores por su compromiso con la enseñanza y están complacidos de ver la formación académica de sus hijos durante este período de cuarentena. Y los niños/as, a su vez, se alegran de ver y escuchar a los misioneros-educadores a través de video llamadas, ya que así van orientando las actividades y respondiendo preguntas sobre las tareas. ¡Esta es definitivamente la generación de los medios digitales!

Agradecemos a Dios por la sabiduría que ha dado a los misioneros educadores de los PEPEs panameños, y por los medios tecnológicos puestos a disposición para bendecir a estos niños/as y sus familias.

Belén Peñafiel
Coordinadora nacional del PEPE Panamá

Edición de texto: Gladys Ortiz – Coordinadora regional PEPE América Central, norte e Caribe.