Seguir las actividades escolares de casa en casa ha sido un gran desafío para los misioneros educadores. Sin embargo, fue necesario implementar esta estrategia debido a la determinación del gobierno de suspender las clases hasta septiembre como consecuencia de la situación vivida con la Covid-19.

Entonces, todos los días, los misioneros educadores salen a visitar a los niños/as llevando las tareas semanales, siguiendo el progreso de cada uno, enseñando sobre el Señor Jesús y orando por ellos y sus familias. Como esta medida de enseñanza funcionó muy bien, el equipo de misioneros educadores junto con la coordinación del programa llegó a la conclusión de que debían celebrar la graduación de los niños /as de 6 años.

Para cumplir con todas las medidas preventivas contra la Covid-19, estamos llevando a cabo la graduación de cada niño/a individualmente. Como el año escolar 2020-2021 comenzará en septiembre, los niños/as graduados podrán inscribirse para la enseñanza primaria en las escuelas regulares, que ya se están organizando para recibirlos de conformidad con el decreto presidencial y respetando los requisitos del Ministerio de Salud.

Tenemos mucho que agradecerle a Dios por todos los que han orado por nosotros y han ayudado el PEPE a continuar LLEVANDO ESPERANZA AL CORAZÓN DE LOS NIÑOS/AS.

Anilza Quaresma
Coordinadora nacional - Santo Tomé y Príncipe