Darwin Gael es un niño que asiste muy feliz y fielmente a la unidad PEPE "Servir y Dar" en la ciudad de Monterrey, México. Sin embargo, el año pasado tuvo serios problemas en las encías que le impidieron participar en el agradable momento de la Merienda. Su madre, Mayela Vera, lo llevó al dentista y descubrió la necesidad de cirugía y tratamiento odontológico. Obviamente, eso tenía un alto costo que era imposible de cubrir para la familia de Darwin.

Cuando Mayela nos expuso la situación de Darwin durante el festival de Navidad, pidiendo oración por su vida y apoyo para llevar a cabo el tratamiento, decidimos ayudar. A partir de ese momento, el equipo de PEPE se unió en oración, colocando la necesidad de esa familia en manos de Dios, y comenzó a ir de puerta en puerta pidiendo ayuda.

En mayo de este año, la Iglesia Bautista "Dios esta Aquí", en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, y la Asociación "Servir y Dar" se encargaron del cuidado de Darwin. A través de un vínculo establecido con el Rotary Club de Monterrey, logramos que Darwin se sometiera a una evaluación sin costo para la familia. La dentista responsable por el tratamiento, la Dra. Teresa, dirigida por el Señor, redujo los costos de la intervención en más del 50%. Entonces, Dios comenzó a mover los corazones de las personas para alcanzar la cantidad necesaria: U$ 700,00 dólares.

Con todos los recursos reunidos, dirigimos nuestras oraciones para la cirugía y la recuperación de nuestro querido alumno. Hoy, Darwin presenta una excelente recuperación, que le permite comer normalmente y continuar su desarrollo. Esta situación nos mostró, al igual que a Darwin, a Johavy, su hermano pequeño que también crece en el PEPE, y a sus padres, la bondad de Dios, su gracia y amor incomparable por sus hijos.

En medio de situaciones adversas, Dios continúa trabajando en los corazones de sus hijos y continúa guiándonos a ser la luz y la sal de este mundo, y por eso…
¡¡¡PEPE NO PARA en México!!!

Bertha Salgado
Coordinadora nacional PEPE México