Preocupados por la situación actual de nuestra querida patria venezolana, en febrero de este año comenzamos un movimiento de oración con nuestros niños y niñas del PEPE. Salimos a las calles de varias ciudades del país, orando en lugares públicos, clamando por compasión, gracia, misericordia y la transformación de Dios sobre nuestra nación. Nuestro único objetivo y petición de oración era por Venezuela.

Es sorprendente darse cuenta cuando un niño/a comprende el gran poder de la oración. Nuestro salvador, Jesucristo, dijo: "Dejen que los niños/as vengan a mí" (Marcos 10:13-14). En Mateo 21:12-17, vemos que Jesús entró al templo y vio a muchos niños/as clamando y alabando a Dios y les dijo a los escribas y sacerdotes que estaban indignados por la situación: "Dios enseñó a los niños/as a ofrecer una alabanza perfecta" haciendo referencia a lo que está escrito en el Salmo 8.

A través de este movimiento que comenzamos, estamos ayudando a nuestros niños y niñas a llevar un gran clamor a Dios por nuestra nación. Como hemos visto, y también hemos escuchado de estudiosos famosos, el hombre solamente se inclina ante DIOS y ante la fragilidad y dulzura de un niño/a. Aprovechamos este poder efectivo de los niños/as para salir y orar, con las autorizaciones respectivas de las familias y el cuidado de los Misioneros Educadores y el equipo de PEPE de cada iglesia, clamamos a Dios y también sensibilizamos a los hombres ante el clamor de los niños/as.

La idea es que los niños y niñas se vayan acompañados por adolescentes y jóvenes de las iglesias y sus maestros, que son nuestros Misioneros Educadores, para orar en espacios públicos como plazas, módulos de policía, calles, tribunales, instituciones educativas y otros lugares importantes para la comunidad. El poder del cristiano está en la oración, como afirman muchas de nuestras hermosas canciones. ¡Por lo tanto, podemos clamar y esperar con confianza que nuestro Dios derrame su gracia y misericordia sobre toda la nación!

Después de todo, la fe es la certeza de lo que se espera y la prueba de lo que no se ve (Hebreos 11:1).

¡Hacemos un llamado a todos para que se unan a nosotros en oración por Venezuela, porque juntos podemos ver a esta nación transformada!

Ruth Saraid
Coordinadora nacional del PEPE Venezuela

Edición de texto: Carmen Ligia – coordinadora continental PEPE América