Alabamos a Dios por el crecimiento del PEPE en Mozambique, donde pasamos de 96 a 99 unidades. Nuestro desafío para el año 2020 es hacer la voluntad de Dios transformando las vidas de los niños y niñas que hemos dado asistencia, como también a sus familias y sus comunidades.

Por esta razón, hemos alentado la formación de los Comités de Padres y Tutores a través de nuestro Plan de Acción, ya que entendemos que estos comités serán decisivos en la propagación de lo que hemos enseñado a los niños/as también fuera de nuestros muros y, por lo tanto, son determinantes para la transformación de los niños/as y toda la comunidad.

Hoy, estamos seguros de que al menos 80 unidades ya han logrado formar los comités de padres y tutores de los niños/as, que han ayudado en el desarrollo y promoción del programa de educación parental con las familias de los niños/as, creando sinergia y fomentando asociaciones para que las iniciativas sean más efectivas e incisivas entre los padres y la unidad.

El PEPE ha estado trabajando en asociación con el gobierno y sus otros aliados como una forma de monitorear el desarrollo de las comunidades. Por lo tanto, ya se han celebrado dos reuniones de educación parental, con un enfoque en la protección infantil. Además, se sabe que las reuniones sobre educación parental junto con los tutores se establecen, por un lado, como un instrumento regulador de las partes y, por otro, como un marco de referencia para la relación entre padres, hijos y la unidad.

La coordinación nacional ha alentado a las unidades a formar comités de padres y mantener la funcionalidad de las reuniones con los padres, para que los niños/as aprendan, y las unidades tengan continuidad en las familias y las comunidades, todo para el honor y la gloria de Dios.

Antonio Daniel
Coordinador Nacional del PEPE Mozambique