La población de Beira, Dondo y Buzzi se beneficia de la segunda campaña de vacunación contra el cólera.

Tras el paso del ciclón tropical IDA por el centro de Mozambique, las ciudades de Beira, Dondo y Buzi quedaron severamente devastadas, y muchas familias perdieron sus casas, pertenencias y muchos de sus seres queridos. Además, la población se vio gravemente afectada por una epidemia de cólera. Debido a esta situación el 3 de abril, en la ciudad de Beira, se llevó a cabo la primera campaña de vacunación contra el cólera, lanzada oficialmente en el Centro de Alojamiento de IFAPA, donde viven alrededor de 3.500 personas. Con el lanzamiento de la campaña se crearon brigadas que funcionaban dentro de las comunidades para garantizar que todos se beneficiaran. Esta fue la primera fase de la campaña, donde las personas ya infectadas recibieron atención médica en los centros de atención al paciente con cólera.

El 15 de julio, se lanzó la segunda campaña de Vacunación, donde se pusieron a disposición 900.000 dosis adicionales de la vacuna contra el cólera para beneficiar no solo a las personas de Beira, Dondo y Buzi, sino también a los habitantes de Cabo Delgado. Dentro de esta segunda Campaña de Vacunación, se prepararon equipos de salud y se separaron en brigadas para ayudar en los centros de atención dentro de la ciudad de Beira y los otros lugares mencionados anteriormente. Cinco de nuestras unidades del PEPE fueron elegidas para recibir algunas de las brigadas del ministerio de salud para beneficiar a los niños y niñas y a las comunidades donde están insertadas. El PEPE ha sido una alianza valiosa no solo para el ministerio de salud sino también para la comunidad en la que se encuentra, ya que es un punto de referencia cada vez que hay campañas de vacunación contra cualquier tipo de epidemia en la región. Esta área de Beira tiene más de 1.350 niños y niñas atendidos por el programa PEPE, y todos son beneficiados con la segunda dosis de la vacuna contra el cólera.

En esta campaña, según la fuente, el ministerio de salud espera haber vacunado a todas las personas que tomaron la primera dosis de la vacuna, asegurando así la inmunización necesaria contra la enfermedad durante un período de cinco años.

David Panganhe
Coordinador Regional del PEPE África Austral