En Guatemala ahora tenemos 20 unidades del PEPE en funcionamiento, donde 565 niños y niñas estudian y reciben la atención y el cuidado de nuestros Misioneros Educadores. Guatemala es un país centroamericano con más de 17 millones de habitantes, donde 4.2 millones de niños y niñas están fuera del sistema educativo. Los principales problemas son siempre la gran demanda de alimentos, muchos niños y niñas con desnutrición o hambre en el proyecto y, a menudo, la incapacidad de las iglesias locales para satisfacer esa gran necesidad.

Siempre nos enfrentamos al gran desafío de ayudar a nuestros niños y niñas del PEPE a conocer la Biblia. Tener una Biblia en la mano es de suma importancia para que la Palabra de Dios entre en sus corazones y hogares. Así que nuestra alegría fue tan grande cuando firmamos un convenio con una iglesia de Texas, USA, que donó Biblias de estudio infantil para nuestros niños y niñas de PEPE en la capital.

Fue maravilloso ver la felicidad en el rostro de cada niño y niña demostrando el amor que ya tienen por la Palabra de Dios. Muchos niños y niñas que viven en la zona roja del tráfico de cocaína han recibido una Biblia y la tendrán en sus hogares. Así, la Palabra de Dios llegará a muchos hogares. Aprovechando esta oportunidad, realizamos una capacitación con nuestros Misioneros Educadores. Ahora cada uno está preparado para discipular a los niños y niñas con ese material bíblico que recibieron y así ayudarlos a conocer a Cristo.

Otra gran bendición es que, entre los pueblos indígenas, que ahora representan más del 40% de la población guatemalteca, tenemos a un maestro que tiene un título en pedagogía y está disponible para ayudar y enseñar a todos los demás voluntarios a mejorar la educación de sus niños y niñas. Es una gran bendición porque él puede hablar el idioma de ellos y entiende la cultura perfectamente para enseñar y explicar mejor la filosofía del PEPE. ¡Siga orando por Guatemala, por cada niño y niña que hace parte del PEPE y por la posibilidad de que se abran otras unidades para llegar a más y más niños y niñas para Cristo!

Carmen Ligia Andrade y Nora Mendoza, respectivamente Coordinadora Regional del PEPE América Central y Caribe y Coordinadora Nacional del PEPE en Guatemala