Una de las fortalezas para el desarrollo y crecimiento de nuestro programa PEPE es la dedicación de un tiempo trimestral a la preparación continua de nuestros educadores misioneros. Un tiempo no solo de entrenamiento, sino también de comunión y renovación de fuerzas para avanzar. Me gusta ver cómo se abrazan alegremente en la reunión y pronto comienzan a intercambiar ideas sobre lo que cada uno está haciendo en las unidades.

Así fue como el 31 de mayo, en las instalaciones de la Convención Bautista Dominicana, se reunió el equipo de educadores misioneros de los PEPEs de nuestra isla caribeña. En un ambiente fresco y con mucha comunión, estudiamos los temas: música infantil en el PEPE, artes visuales, cómo formar el Comité de Padres y cómo manejar las emociones. Todos se esforzaron por aprender con mucha atención y entusiasmo para regresar pronto y poder transmitir todo lo que han aprendido a sus pepitos y pepitas.

Aprovechamos ese tiempo y presentamos el programa PEPE a dos nuevas iglesias que comenzarán dos nuevas unidades en el próximo año escolar, que comienza para nosotros en agosto. Estaban muy felices y emocionados de comenzar a trabajar con los niños y niñas de sus comunidades y, para la gloria de nuestro Dios, pronto inauguraremos estas dos nuevas unidades.

Agradecemos al Señor por esa jornada de capacitación y, al mismo tiempo, pedimos que nos ayude a hacer nuestra parte en este hermoso trabajo con la niñez dominicana. ¡Así que seguimos adelante encaminando a los niños y niñas al Reino de nuestro Dios!

Juana de Mora
Coordinadora Nacional del PEPE en la República Dominicana