En una pequeña comunidad situada en la zona sur de San Tomé, con un número aproximado de 250 habitantes, un clima lluvioso y una población que en su mayoría vive de la agricultura, iniciamos una unidad del PEPE hace algunos años.

Aquella comunidad necesitaba el proyecto dado la carencia en que las familias allí vivían y por tener un expresivo número de niños y niñas que no frecuentaban la escuela. La unidad del PEPE '' Semillita '' atiende a los niños y niñas de menos recursos financieros que tienen entre 4 y 5 años. Así es como conocemos al niño Cleyson que en la época en que comenzó a frecuentar el PEPE tenía cinco años. Después de alcanzar la edad de dejar el PEPE e ingresar en el primer ciclo el niño no dejó de frecuentar la iglesia los domingos y la escuela Bíblica Dominical.

Con el paso de los años Cleyson comenzó a adquirir profundo conocimiento sobre Jesucristo y su amor. A los catorce años de edad percibió la importancia de Jesucristo en su vida. Por eso, el día 12 de agosto de 2018 él decidió decir no para el mundo y decir sí a Jesucristo bajando a las aguas para ser bautizado y testificando para el mundo que de aquel día en adelante Cristo es el Señor y Salvador de su vida.

Decimos que Dios está en el control de todas las cosas y los detalles de esta historia son un ejemplo de esta afirmación. El Misionero Educador Abdulay Sacramento, que antiguamente era profesor de Cleyson, fue el instrumento usado por Dios para llevar las primeras enseñanzas sobre Jesús al niño. Hoy, después de haber recibido el llamado al ministerio pastoral, Abdulay Sacramento es el pastor de Cleyson habiendo tenido el placer de bautizar a su ex alumno.

Anilza Quaresma
Coordinadora Nacional del PEPE