Fue con mucha alegría que el día 12 de noviembre inauguramos una nueva unidad del PEPE entre los Quekchis, grupo indígena descendiente de los antiguos Mayas, predominantes en Guatemala. La unidad está situada en la aldea de la Nueva libertad, en la región de Alta Verapaz, en Coban. Esta es una región muy húmeda y fría, dejando a los niños y niñas siempre con caritas tiernas y mejillas rojizas. Para llegar hasta la aldea hay que caminar casi un día dentro de la selva.

Mercedes, nuestra Misionera Educadora, dijo que el PEPE es la única oportunidad para que esos 19 niños y niñas tengan acceso al estudio, ya que no hay ningún otro preescolar en la aldea. La iglesia bautista ubicada dentro de la aldea está actuando firmemente en la evangelización de los niños y niñas y ha aprovechado esta oportunidad para llevar a Jesús a esas 19 familias. Los niños y niñas en la aldea no tienen acceso a productos básicos de higiene como jabón, crema o cepillo dental. Por lo tanto, la actuación del PEPE y todo lo que sus proyectos pueden ofrecer es de suma importancia para la niñez y el futuro de la comunidad.

En Guatemala existen aproximadamente 24 diferentes grupos étnicos, con cerca de seis millones de indígenas. La pobreza extrema afecta al 21,8% de la población indígena comparada con el 7,4% de la población no indígena. Entre los indígenas Quekchis existe una fuerte desnutrición crónica que afecta a ocho de cada diez niños y niñas.

Oren por nuestros niños y que Dios nos ayude a llevar su amor a todas las aldeas guatemaltecas.

Nora Mendoza
Coordinadora del PEPE en Guatemala