Muchos han preguntado sobre la situación de las unidades del PEPE en Beira-Mozambique desde el paso del ciclón Idai el 14 de marzo. Resumimos aquí las informaciones recibidas hoy, 28 de marzo, de nuestros coordinadores.

Desde el sábado, el día 23 de marzo, los coordinadores del PEPE están visitando las unidades donde hay acceso para verificar personalmente la situación. Sin embargo, el desplazamiento es difícil tanto por la falta o precariedad de transporte como por el estado deplorable de las carreteras dañadas.

Palavra da Coordenadora Geral do Pepe

Hasta el momento no hay informaciones sobre muertos o desaparecidos entre nuestro personal del PEPE. Sin embargo, todos se vieron afectados de alguna manera. Las residencias de los educadores y de las familias de los niños atendidos sufrieron muchos daños. Varias casas quedaron totalmente destruidas y la mayoría de las que están de pie sufrió la pérdida de los techos que normalmente se hacían con tejas de zinc. Todos están trabajando arduamente para retirar los escombros y comprar algún material para mejorar el abrigo de las personas, pero los precios han aumentado mucho dificultando aún más la reconstrucción.

También sufrimos la pérdida de materiales escolares y didácticos de los niños en las unidades de PEPE. Además, el poco alimento que teníamos para la merienda fue llevado por las aguas. Otra gran preocupación en el momento es el brote de cólera que se estableció debido a la falta de saneamiento básico de las localidades. Está llegando ayuda humanitaria, pero no supera toda la demanda y necesidad del pueblo.

Nuestros coordinadores del PEPE a nivel regional y nacional están elaborando un informe detallado sobre la situación de las unidades y sus necesidades prioritarias para que podamos direccionar mejor la ayuda. Una vez que tengamos acceso compartiremos esa información.

Contamos con las oraciones y el apoyo de todos los que puedan involucrarse. Además de la ayuda de emergencia que estamos levantando para los mozambiqueños, también nos estamos para realizar acciones para el fortalecimiento y el ánimo de los niños y los educadores, y acciones para la mejoría y reconstrucción de las unidades en los próximos meses.

Dios bendiga al pueblo mozambiqueño en este momento tan difícil y nos dé sabiduría para mejor contribuir con acciones efectivas para la reconstrucción de Beira y sus alrededores como expresión del amor y cuidado de Dios.

En Cristo,

Terezinha Candieiro
Coordinadora General del PEPE