Asia es el continente más grande del planeta, tanto en extensión territorial como en número poblacional. Son 48 países y más de 4 mil millones de personas. Los desafíos que enfrentan los niños/as en Asia son también de considerable envergadura. Climas extremos, situaciones de pobreza, barreras lingüísticas y culturales, explotación y otras formas de violencia, además de muertes prematuras. Según UNICEF 3,8 millones de niños/as menores de 5 años murieron de causas evitables en el continente el año pasado, y 99 millones en esa misma franja de edad están en bajo peso en relación a la edad. Según UNICEF, 40 millones de niños/as en Asia están fuera de la escuela.

Actualmente, en la región, sólo tenemos un país que desarrolla el PEPE. El PEPE en Timor Oriental ha sido una esperanza para los niños que no tienen acceso al preescolar y así el Programa ofrece una preparación educativa de calidad basada en principios bíblicos. Cuando los niños/as terminan el ciclo en el PEPE logran ingresar en el primer año de la enseñanza formal y se desarrollan muy bien. Los padres de los niños han testificado con gratitud cuánto sus hijos han logrado desarrollarse a través del PEPE. Las comunidades han sido bendecidas a través de las acciones educativas del PEPE.

La primera unidad del PEPE en Asia inició en 2016, en una comunidad de la ciudad de Dili, capital de Timor Oriental, en una sala del templo de la Iglesia Bautista de la ciudad. Dos nuevas unidades comenzaron en 2018 y estamos preparando para la apertura de otras dos nuevas unidades. Hemos soñado muchas cosas para hacer en toda la región y creemos que Dios nos está guiando en esos planes.

¿Usted también quiere formar parte de ese sueño con el PEPE en Asia?

¡Ore, movilice, contribuya, participe!